../home

Fin de Semana

La semana pasada estuve en la BUAP, en un evento relacionado a Inteligencia de Negocios. Donde representantes de diferentes universidades de México se tomaron el tiempo para asistir al evento; de mi parte me tocó representar a la UANL. Personal de empresas como BISolutions y Bestel nos dieron una serie de pláticas bastante interesantes, a los cuales agradezco por sus conocimientos.

No tuve oportunidad de dar un gran paseo, pero si que disfruté la estancia. Las personas en general muy amables; y… otra vez estoy perdiendo el tema.

Lo que más me ha llamado la atención, dentro del evento, es la oscuridad que hay acerca de la información. He recapitulado algunas situaciones y detalles que me parece son constantes entre las personas que implementan soluciones de BI en las universidades y he tratado de encapsularlo en tres amplios puntos:

Primero, he notado que no estamos totalmente conscientes de donde se encuentra o donde se genera la información. No tenemos idea si nuestra fuente de información viene de una base de datos, llámese MS Access, Excel, Sql Server, Oracle, MySql o desde la misma web inclusive. Es necesario tener bien identificados estos aspectos.

Segundo, supongamos que ya tenemos identificadas las fuentes de información; ¿Qué hago con estos datos?. Es decir, no es lo mismo tener “10,000”, a tener “10, 000 ventas”; y aún mejor, poder llegar a decir “10, 000 ventas en Mayo, el peor mes del año”. El primer dato no indica algo acerca del negocio, solo es un número sin sentido; el segundo dato le da un contexto al valor, pero no habla más allá; el último dato le da una significancia representativa a la información y con esta, ya trabajada, se pueden tomar decisiones.

Tercero, lo peor. ¿Qué información debemos obtener?. Es decir, ¿Cómo logro identificar cuales son las métricas que dan coherencia y nos ayudan a tomar decisiones en el negocio?. Deben ser métricas que se puedan analizar, cuantificar y comparar, para poder llegar a tomar una decisión en cierto punto del tiempo. En ocasiones no es tan sencillo, requiere un análisis profundo y tener acceso.

Extendiendo un poco y tratando de concluir, creo que aunque la tecnología tenga mucho que ofrecer, el trabajo no se hará solo; al implementar herramientas de BI deberíamos tener en mente algo similar a:

  • Observación (¿Qué está ocurriendo?)
  • Comprensión (¿Por qué ocurre?)
  • Predicción (¿Qué ocurrirá?)
  • Decisión (¿Que debemos hacer?)

Sabiendo esto -como si fuera fácil- podemos apuntar a darle contexto, sentido y ámbito a la información. Pensemos en métricas que den un valor agregado al negocio y no en métricas que simplemente son vanidosas.